Nov 072014
 

La Asamblea Popular de Colmenar Viejo – 15M os invita a asistir a la “II JORNADA UNIPOSIBLE” que se celebrará el próximo día 14 de noviembre en el Centro Cultural Pablo Neruda (antigua Universidad Popular), C/ Real, 40.

La charla se iniciará a las 20:00h y tendrá una duración aproximada de entre 45 min y una hora y la llevará a cabo el colectivo Straight edge

ScreenShot019ANARQUIA Y VEGANISMO

Estos movimientos son dos filosofías de vida que giran en torno a ideas de solidaridad, igualdad y respeto, tanto entre personas, como de estas respecto de otras especies, por lo que entendemos que pueden aportar muchos valores a nuestra vida sobre los que es interesante reflexionar.

El motivo de esta jornada es precisamente eso, invitarnos a pensar y a aprender.

Straight edge

este colectivo podría describirse como: un estilo de vida y un movimiento […], de la cual, sus seguidores hacen un compromiso de por vida para abstenerse de beber alcohol, no fumar ni ingerir tabaco, y no consumir drogas. En algunos casos, esto se extiende también a abstenerse de ser promiscuo, seguir una dieta vegetariana o ser vegano, evitar el consumo de cafeína o ingerir medicamentos.

 

Print Friendly, PDF & Email
Share

  2 Responses to “II JORNADA UNIPOSIBLE – Anarquía y Veganismo”

  1. Como colectivo, y como personas, intentamos plantear una vida fuera del modelo socio-cultural hegemónico y represivo según el cual “no hay diversión sin alteración de nuestras percepciones y sin compra de productos”.

    Nos crían para que en nuestra vida cotidiana reprimamos nuestras emociones, o al menos controlemos rígidamente su expresión, y a menudo acaban convenciéndonos de que necesitamos ayuda externa en forma de alcohol u otras substancias para conseguir “soltarnos”, para sentirnos como, según ellxs, queremos sentirnos, para conectar con lxs demás.

    Intentamos luchar colectivamente contra esa maquinaria inhumana y solidarizarnos unxs con otrxs, tomando conciencia de que nuestros miedos son los miedos de todxs. Conectar con otros seres humanxs a nivel más profundo y/o íntimo, desnudándonos de máscaras, apariencias y muletas emocionales es una experiencia aterrorizante, apabullante, ardua, apasionante, incómoda, pero que sobretodo vale la pena. Nos parece además que la cultura del consumo es una forma de control social ya que nos distrae de los problemas reales, nos permite aguantarlos mejor u olvidarlos por un rato, mientras podríamos estar luchando contra ellos.

    También consideramos que algunas drogas impulsan un negocio internacional basado en la explotación de tierras y personas, que algunas sustancias pueden llevar a adicciones que dañan en primer lugar al individuo que sufre la adicción, al que quitan la libertad de gestionar su propio cuerpo. Desde esta perspectiva, rechazar el consumo de drogas es también nuestra forma de solidarizarnos con todxs nuestrxs hermanxs que sufren de estas consecuencias.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Como colectivo, y como personas, intentamos plantear una vida fuera del modelo socio-cultural hegemónico y represivo según el cual “no hay diversión sin alteración de nuestras percepciones y sin compra de productos”.

    Nos crían para que en nuestra vida cotidiana reprimamos nuestras emociones, o al menos controlemos rígidamente su expresión, y a menudo acaban convenciéndonos de que necesitamos ayuda externa en forma de alcohol u otras substancias para conseguir “soltarnos”, para sentirnos como, según ellxs, queremos sentirnos, para conectar con lxs demás.

    Intentamos luchar colectivamente contra esa maquinaria inhumana y solidarizarnos unxs con otrxs, tomando conciencia de que nuestros miedos son los miedos de todxs. Conectar con otros seres humanxs a nivel más profundo y/o íntimo, desnudándonos de máscaras, apariencias y muletas emocionales es una experiencia aterrorizante, apabullante, ardua, apasionante, incómoda, pero que sobretodo vale la pena. Nos parece además que la cultura del consumo es una forma de control social ya que nos distrae de los problemas reales, nos permite aguantarlos mejor u olvidarlos por un rato, mientras podríamos estar luchando contra ellos.

    También consideramos que algunas drogas impulsan un negocio internacional basado en la explotación de tierras y personas, que algunas sustancias pueden llevar a adicciones que dañan en primer lugar al individuo que sufre la adicción, al que quitan la libertad de gestionar su propio cuerpo. Desde esta perspectiva, rechazar el consumo de drogas es también nuestra forma de solidarizarnos con todxs nuestrxs hermanxs que sufren de estas consecuencias.

    Thumb up 0 Thumb down 0

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>