Nov 032014
 

 

Esta mañana, la web del ayuntamiento (colmenarviejo.com) ha hecho públicas las palabras del alcalde del consistorio, Miguel Ángel Santamaría, agradeciendo “las donaciones de alimentos que realizan numerosas empresas colmenareñas y particulares al Comedor Social San José y a las que se sumará esta semana Mercadona“

La web recoge los datos sobre los usuarios que necesitan de este centro para poder comer cada día, un total de 129 personas (77 adultos y 52 niños).

El alcalde manifestó que:

Desde que abrió sus puertas este comedor social, el Ayuntamiento le presta una ayuda continua pero, en estos casos, toda ayuda es poca y de ahí que las empresas y particulares que, en la medida de sus posibilidades, también le ayudan merezcan todo nuestro reconocimiento público.”

La noticia nos pone en conocimiento de muchas cifras e información relativa al comedor social, pero echamos en falta la mención importantísima de la partida presupuestaria destinada a este comedor, un total de 2.202,91 euros al año, es decir, 17 euros al año por persona -4 céntimos al día-, a todas luces insuficiente.

En comparación con lo anterior, el ayuntamiento entregó una ayuda a la escuela taurina en 2013 por valor de 10.000 euros y construyó un “jardín vertical”, situado en la calle Real, por valor de 37.000 euros.

Print Friendly, PDF & Email
Share

  One Response to “…del comedor social y las ayudas”

  1. Cuando una piensa que ya lo había escuchado todo, leído todo y visto todo, descubre espeluznada como manipulan de la manera más vil, los representantes de nuestras instituciones y que perciben además, sus sueldos a través de los impuestos que pagamos entre todxs.

    Porque hasta el día de hoy, no se ha destapado ningún caso de corrupción, con las nóminas de nuestros electos representantes, ni sabemos de estafas de las que hayan sido víctimas, por parte de los ninguneados contribuyentes.

    No es el caso de las gentes corrientes y sencillas, que conforman al resto de los mortales, que ven como se les retiene de sus nóminas una cantidad mensual, para ver recortados sus derechos y pagar a aquellxs que les ofenden de todas las maneras posibles.

    Hablemos concretamente del reportaje que aparece en el boletín propagandístico, que nos depositan mensualmente en los buzones, sobre la gran labor que se lleva relizando en estos  ùltimos 4 años y de manera solidaria y altruista, en el ejemplar «Comedor Social» de San José.

    En dicho boletín, podemos informarnos de como las grandes empresas y multinacionales de nuestro municipio, contribuyen generosamente, con donaciones de alimentos no perecederos, para paliar la pobreza y ayudar a los más desfavorecidos, que lo han perdido todo, como consecuencia de la crísis y el paro.

    Esto podría hacernos saltar las amígdalas de risa, sino fuera por la dramática situación de algunxs de nuestrxs vecinxs, que se han visto abocadxs al uso de este servicio, derivadxs desde servicios sociales, sin que nadie nos explique por qué estas personas no tienen derecho a percibir una cantidad ecocómica, que les permita a ellxs y a sus familias, cubrir sus necesidades básicas, pero sí algunxs de nuestrxs gobernantes, tienen derecho a  privarles de su dignidad, haciéndoles llevar tarteras a un local, para recoger la comida elaborada por voluntarios de la iglesia y con el agradecimiento correspondiente y sin chistar, porque de lo contrario, te pueden expulsar a tí y a tus hijxs de allí y por extensión, negarte cualquier otro tipo de ayuda.

    Este es el caso de una madre de 4 hijos, que protestó por las condiciones de los alimentos recibidos. A día de hoy está siendo atendida por una ONG.

    Nada dice el reportaje, sobre huevos Kinder, con fecha de caducidad de hace dos meses para cenar y bocadillos de pan con margarina, con capa reseca y anaranjada, para las meriendas infantiles. 

    Nada dice de insuficiencia nutricional, de comida de aspecto sospechoso o de prácticas dudosas, por parte de los que siempre han pertenecido a la clase privilegiada y por ello recordaros, que nadie es culpable de ser pobre.

    Nada dice del fracaso de una sociedad que no es capaz de defender al débil, y de organizarse, para decirles a sus gobernantes que ¡basta ya!, que se coman ellxs esa comida y que tras su gestión, irán a engrosar las listas del paro. Entonces los pobres valdrían más y dirían también más porque no tendrían miedo.

    Mercadona se suma al resto de empresas, que con sus donaciones, consiguen que se mantenga este servicio, dice el reportaje. Mercadona, que por política interna tira las bandejas de alimentos perecederos,varios días previos a su caducidad, ahora se suma a la «ayuda».

    Ahora imagino, no veremos más a lxs que se meten dentro de los contenedores de basura, para coger dichas bandejas, contenedores que están situados al lado del supermercado y que cambiaron de ubicación hace tiempo, a lo mejor por cuestión estética ¡a saber!, o quizá si continúen introduciéndose en ellos, porque no se hayan enterado de que esos u otros alimentos, ahora los pueden obtener en el comedor social, siempre y cuando se dirijan antes a servicios sociales de nuestro ayuntamiento…

    Podría seguir hasta la extenuación, pero voy a reservar parte de mi indignación, para poder continuar desmontando mentiras y señalando a mentirosxs. Es la única manera de tener algo de paz.

    Salud, libertad y dignidad.
    Ruth

    Thumb up 0 Thumb down 0

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>