Jun 042013
 

“Veo en vosotros la vida venidera.”
José Luis Sampedro al 15-M.

Desde la asamblea popular de Colmenar Viejo queremos enviar nuestras condolencias por la pérdida de José Luis Sampedro a Olga Lucas, su compañera, a toda su familia y a las asambleas de Olavide y Aranjuez en las que participó, así como a todas las asambleas del 15-M.

Breve semblanza de José Luis Sampedro:

Te hiciste niño en Tánger, jugando con otros niños de otras culturas, de otros idiomas, de otros pensamientos; y esa riqueza que allí recogiste te acompañó toda la vida. Después de esa ciudad sin fronteras, ironías del destino, te hiciste inspector de aduanas, está claro que no fuiste un inspector al uso, ni creemos que te gustara inspeccionar a nada ni a nadie. Sufriste una guerra, la de todos los de aquí, la nuestra, que ojalá no se repita nunca, y para eso hace falta que los que no la vivimos tampoco la olvidemos. Estudiaste economía en la posguerra, el mejor momento para estudiar eso, así pensaste que no se trataba de hablar de “la riqueza de las naciones”, sino de su pobreza, precisamente de su pobreza. Te hiciste catedrático, y cuando expulsaron a tus compañeros de la Universidad, en mil novecientos sesenta y cinco, a Aranguren, a Tierno, a García Calvo, te uniste a ellos en su lucha contra aquel régimen decrépito que aún mataba, que seguía matando. Fuiste maestro de ministros que a saber lo que aprendieron. Y hasta te hicieron senador por designación real, cuando a ti eso de los reyes… Y escribiste mucho, para que te escucháramos en soledad, que siempre se escucha mejor que en público. La sonrisa etrusca, como si en este mundo actual hubiéramos perdido ya la sonrisa, que es lo que nos hace más humanos. Escribiste Octubre por dos veces, como si el otoño fuera la estación más larga de tu vida. El amante lesbiano, porque el amor, como los ángeles, no tiene sexo. Economía humanista, aunque aún no sabemos muy bien si eso es posible, pero es evidente que es necesario. Y tantos otros. Y cuando tenías noventa y cuatro años te juntaste con otro niño de tu edad que también se nos ha ido, Stéphane Hessel, y publicasteis un pequeño manifiesto:

¡INDIGNAOS! La sóla palabra está cambiando los tiempos. Os habéis ido, sí, pero seguís aquí, porque sois el agua del rio que nos lleva.

Que la tierra te sea leve, José Luis, y que tus cenizas nos dejen respuestas en el viento.

Réquiem in pace.

Asamblea popular de Colmenar Viejo

Print Friendly, PDF & Email
Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>